7 cosas que odian nuestros perros y no nos  damos cuenta

Siempre que nos referimos a nuestras mascotas lo relacionamos con un mejor amigo. Sin embargo, así como nos pueden acompañar en todo momento también pueden odiar algunas de nuestras manías o acciones que nosotros pensamos que es normal. 

Aunque no lo creas, nuestro can toma las mismas actitudes que nosotros, por lo que si nos encontramos de mal humor probablemente él también, y en ese momento cuando le haces cariño tal vez se sienta incómodo. En Provet, identificamos algunas acciones que le pueden molestar y no nos damos cuenta: 

  1. Abrazarlo constantemente: es una manía por parte de nosotros querer abrazar siempre a nuestras mascotas, sin embargo estas se pueden sentir sofocadas o aburridas de hacer de manera constante. Se recomienda no hacerlo de manera recurrente para no generarle estrés. 
  2. Cortarle las uñas: las uñas al igual que el baño debe ser cada cierto tiempo más no recurrente, ya que si lo realizan seguido puede ser perjudicial para nuestro amigo peludo produciendo comportamientos agresivos cada vez que lo hagas. 
  3. Cambiarle muchas veces su rutina: puede generarle ansiedad realizar diferentes actividades ya que un perro debe tener una rutina tanto como para comer y salir a pasear. En caso de no hacerlo puede comportarse de manera rebelde y hacer travesuras en casa como señal de protesta. 
  4. Una persona desconocida lo toque de la nada: si bien es cierto a las mascotas les gusta ser acariciadas la mayor parte del tiempo, que una persona desconocida lo haga es un poco confuso para ellos. Asimismo, depende mucho de cómo la persona se acerca ya que o bien lo puede tomar de buena manera o atacar en defensa propia.
  5. Pasearlo de manera apurada: el paseo es un momento en donde tu mascota libera todo el estrés y se encuentra lleno de energía para dar vueltas por la manzana. Si lo paseas de manera apurada y lo jalas de su correa de manera recurrente hacemos que se sienta incómodo y molesto, y puede ocasionar que no quiera beber agua o comer en señal de protesta.
  6. Ponerle ropa sin su consentimiento: en algunos queremos vestir a nuestro engreído para que se vea más bonito, sin embargo esto le puede generar incomodidad ya que en ocasiones cuando la temperatura es más elevada puede provocar molestias al pasear e inclusive cuando no lo observes romper la prenda. Tomar en consideración que no es una prioridad vestir a nuestra mascota. 
  7. Mirarlo fijamente: tanto como a nosotros, a los perros no les gusta que los mires fijamente porque los intimidas, si es que no lo educaste de buena manera puede llegar a morderte. 

Para terminar, luego de ver las acciones que pueden incomodar a nuestro amigo peludo, debemos poner en práctica tomarle más atención y cuidado, ya que la ansiedad y el estrés también es un caso para alarmarse. Puedes darle incentivos como galletas o premios para que se mantenga activo y feliz. Recuerda siempre que tu humor es el de tu perro. 

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios