Todo lo que debes saber sobre la epilepsia en perros

Según la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE), la epilepsia se determina como una condición neurológica crónica que se caracteriza por convulsiones epilépticas recurrentes. En cuanto a los ataques epilépticos en perros, estos ocurren repentinamente, duran solo unos segundos o minutos, y se detienen solos.

Un estudio realizado por la facultad de medicina veterinaria en la Universidad Nacional Autónoma de México menciona que los síntomas de los ataques epilépticos en perros se pueden separar en cuatro fases:

  1. Prodrómica: Esta fase precede a la convulsión y puede durar horas o incluso extenderse por varios días. Asimismo, en esta etapa el perro puede ladrar sin control y presentar agitación.
  2. Aura: También se define como la sensación inicial de la convulsión y puede durar de minutos a horas.
  3. Ictus: Aquí ocurre la convulsión como tal.
  4. Posictal: Esta etapa puede durar desde minutos hasta horas. En esta fase, los perros suelen sufrir cambios de conducta debido al agotamiento cerebral; por ello, suelen mostrarse cansados, desorientados e intranquilos.

Ante ello, si su mascota presenta las características mencionadas anteriormente, es recomendable llevar a su mascota a un especialista para empezar un tratamiento que pueda restaurar la vida normal de su perro mediante un control completo de las convulsiones y minimizar los efectos adversos. No obstante, en ocasiones no es posible eliminar completamente las crisis convulsivas, pero al menos se puede lograr calmar la frecuencia, severidad y duración.

 

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios