¿Artrosis? No creo, mi perro aun no es mayor

Esta enfermedad degenerativa crónica ataca los huesos y las articulaciones, causando dolor y reduciendo la capacidad de flexibilidad en las mismas. Aunque lo común es que aparezca en canes de edad avanzada y razas grandes, también puede afectar a cualquier perro sin importar estas 2 condiciones, manifestándose en las articulaciones de la rodilla, carpo, codo, cadera y columna.

Aunque es difícil de darnos cuenta, tu mascota podría sufrir artrosis a pesar de no tener una edad avanzada. A continuación te dejamos algunos consejos para identificar este mal.

Actualmente, la artrosis no tiene cura, solo existen tratamientos para aliviar el dolor y desinflamar los tejidos, pudiéndole otorgar a tu mascota una mejor calidad de vida o espacios de diversión más prolongados.

¿Existen formas de identificarlo?

En las f ases iniciales es complicado; sin embargo, cuando un perro sufre un accidente en alguna de estas zonas y pasa de estar bien a tener dolores e inflamación intensa en pocos minutos, puede ser un primer síntoma. De igual manera, debemos estar atentos a si el dolor ocurre de forma progresiva en las primeras horas del accidente.

Síntomas en perros en edad avanzada

Con los años, el desgaste de huesos y articulaciones es inevitable, pudiendo presentar letargo, cojera, entumecimiento, poco movimiento, fastidio por dolor al t acto, agresividad y hasta ladridos o jadeos sin sentido. Esto es una primera alerta para hacer una primera evaluación preguntándote:

¿Mi perro cojea? ¿Ya no hace ejercicio y evita que lo toques? ¿Permanece echado más tiempo que antes? ¿Tiene dificultad al levantarse, subir escaleras o acceder a algún lugar? ¿Perdió el apetito? Etc.

Si la respuesta es afirmativa para una o más preguntas, no dudes más y ve a un veterinario para que realice una evaluación más integral. De presentar signos de artrosis, probablemente te recomienden Flexadin Plus. Este suplemento ayuda al metabolismo de las articulaciones cuando ya se presenta l a enfermedad y al mantenimiento de articulaciones sanas, así como al soporte de l a f unción del cartílago. Estas vitaminas contienen ácidos grasos omega-3, vitamina E y actúan como antioxidantes; sin embargo, la dosis dependerá del peso del perro y de l a etapa en que se presenta l a enfermedad. En una etapa inicial de artrosis y si tu mascota pesa:

En una etapa inicial de artrosis y si tu mascota pesa:

  • De 2,3 a 6,8 kg: ¼ de pastilla al día.
  • De 6,8 a 13,6 kg: ½ pastilla al día.
  • De 13,6 a 27,3 kg: 1 pastilla al día.
  • De 27,3 a 45,5 kg: 2 pastillas al día.
  • De 45,5 kg a más: 2 pastillas y ½ al día.

Mientras que para mantener el buen estado de tu mascota, será:

  • De 2,3 a 6,8 kg: ¼ de pastilla al día o cada 2 días.
  • De 6,8 a 13,6 kg: ½ pastilla al día o cada 2 días
  • De 13,6 a 27,3 kg: ½ pastilla al día.
  • De 27,3 a 45,5 kg: 1 pastilla al día.
  • De 45,5 kg a más: 1 pastilla y ½ al día.

Otras soluciones alternativas

Ya que l os medicamentos o vitaminas reducen, frenan y tratan la enfermedad, se recomiendan ejercicios activos para un tratamiento completo como paseos tranquilos y pausados, nadar en la playa en caso estés cerca a una y fisioterapia con ejercicios pasivos.

Recuerda que los huesos y articulaciones son el principal soporte del cuerpo en los perros y mamíferos en general. Si tu mascota sufre de sobrepeso, ocurre la aceleración del desgaste óseo y aumenta la posibilidad de que padezcan artrosis y otras enfermedades similares incluso de manera simultánea.

Por eso, en Provet siempre te recomendamos las visitas periódicas al veterinario, suplementos y dietas balanceadas ya que en la prevención está el mejor cuidado que podemos darles.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios