Hernia umbilical en perros ¿Cuándo se vuelve un problema?

¿Alguna vez notaste un pequeño óvalo en tu engreído?, si es así debes saber que nuestras mascotas pueden desarrollar una hernia umbilical que se desarrolla cuando un órgano es expuesto por una abertura que lo contiene. Esta se puede presentar tanto en cachorros como en adultos. 

Según la facultad de ciencias veterinarias (UNCPBA) indica que esta hernia no presenta mayores complicaciones a menos que se compliquen las estructuras umbilicales intraabdominales y se requiera realizar una operación para retirar todo lo que causa problema en esta patología. En provet te diremos cuales son las causas y en qué momento acudir a un centro de atención si se complica: 

Causas de la hernia umbilical

  • La gran mayoría son de nacimiento, y se debe a que la madre corta el cordón umbilical de manera brusca con sus dientes y por ello se queda una pequeña parte con el cachorro. Esta deja una pequeña marca en el ombligo y puede que caiga en el transcurso de los meses. 

  • Si bien es cierto estos casos se ven en su mayoría en cachorros, los de raza adulta también puede ocurrir a causa de un sobrepeso o por un traumatismo. Se recomienda controlar la alimentación de su mascota ya que no se le puede dar su alimento sólo con el propósito de “llenarlo” porque puede traer consecuencias graves. 

Síntomas de un problema grave 

  • El bulto se convierte en un problema cuando se acumula la grasa, no es doloroso pero si comienza a crecer puede que no sea tan agradable a la vista y requiere de una operación. 

  • Cuando el bulto es doloroso y provoca que tu mascota pierda el apetito, se debe acudir al médico para darte un diagnostico. Mucho de los problemas en los perros adultos con respecto a ello es por dejarlo pasar por alto. 

En conclusión, si nuestro can tiene un bulto, el veterinario es el único encargado de revisarlo para ver si requiere o no una operación. Por ello, se debe realizar de manera periódica un chequeo ya que pueden aparecer hernias en otras partes del cuerpo. Si es que se realiza la operación no debes temer lo peor ya que la recuperación es rápida, pero requiere de un sumo cuidado para que la herida no se abra.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios